Mandato con 450% de inflación

Mandato con 450% de inflación

Las Claves de Hoy

1. Mandato con 450% de inflación. Analistas prevén que 2022 cerrará con una inflación de 70%, mientras que para 2023 estiman un piso de 60%. De acuerdo con estas proyecciones, los próximos dos años serían los de mayor inflación desde la última hiperinflación de 1991. De cumplirse estos pronósticos, el mandato de Alberto Fernández habrá acumulado en sus cuatro años un aumento del índice de precios minoristas de 450%. 

2. Las metas no se manchan. El FMI le dejó claro a la Argentina que no aceptará modificaciones en las tres metas comprometidas en el Facilidades Extendidas cerrado el 25 de marzo pasado. El déficit necesario de 2,5% del PBI, la emisión monetaria de no más del 1% del PBI financiada con aportes desde el BCRA y el nivel de reservas de no menos de u$s5.800 millones deberán ser cumplidos para aprobar el ejercicio 2022. 

3. FED y el impacto en la economía local. Con el objetivo de hacer frente a la inflación más alta en cuatro décadas, la Reserva Federal de Estados Unidos puso en marcha el miércoles el “quantitative tightening” o, en español, el ajuste cuantitativo. Se trata, básicamente, de una manera de comenzar a “sacar la liquidez del sistema financiero”. Además, directivos de la Fed adelantaron que la entidad debe subir las tasas de interés en medio punto porcentual en cada una de sus próximas dos reuniones. Este escenario, aseguran analistas, podría ser perjudicial para Argentina. Es que, destacan, la economía local recibiría un “doble impacto”: por un lado, esta política de la Reserva Federal presiona a una depreciación de las monedas de las economías emergentes y, por otro, porque puede generar una caída en el precio de los commodities. 

4. Flexibilización del cepo. El Gobierno anunció la flexibilización del ingreso al mercado del dólar para las empresas de economía del conocimiento que aumenten sus exportaciones. El sector podrá acceder al mercado cambiario por el 50% del incremental de las exportaciones, siempre que este sea destinado exclusivamente a hasta 20% de los salarios pagados. En el mismo sentido, para aquellas personas humanas que brindan servicios al exterior en forma particular habilita la posibilidad de ingresar directamente sus honorarios en dólares en entidades financieras del país, hasta un límite de u$s1000 mensuales, sin necesidad de liquidarlos en el mercado de cambios. 

5. Deuda sobre reservas: cuartos en el mundo. La baja acumulación de reservas por parte del Banco Central colocó a la Argentina entre los países con menor ratio de deuda sobre reservas. Esta ajustada correlación entre el stock de deuda y los escasos dólares que la autoridad monetaria tiene en sus arcas suman incertidumbre al mercado. Es que los inversores temen que la deuda local luzca insostenible. Por ello es que advierten que la Argentina necesita acumular divisas de una manera más agresiva o, de mínima, profundizar el mercado de capitales local para rollear su deuda de manera eficiente. Por ahora, ambas posibilidades parecen lejanas. En un informe elaborado por los analistas globales de Schroders se resalta el tamaño de la deuda externa de corto plazo como porcentaje de reservas de los mercados emergentes. Dentro de ese ranking, Sri Lanka es el país con mayor deuda de corto plazo como porcentaje de reservas. En el ranking le sigue Túnez y Bielorrusia, mientras que la Argentina se ubica en el cuarto puesto, con un ratio cercano de 120% del tamaño de la deuda de corto plazo como porcentaje de reservas. Esto implica que la Argentina enfrenta vencimientos por un 20% por encima del tamaño de su stock de reservas, lo cual genera riesgos de incumplimiento al no contar con recursos suficientes para cumplir con sus obligaciones. 

6. Dólares financieros. Los dólares financieros cayeron ayer y sus cotizaciones perforaron los $210. Además, el MEP cerró debajo del Solidario por primera vez desde el 20 de abril pasado. Por su parte, el Banco Central cortó una mini racha de ventas y terminó con un leve saldo comprador. El “contado con liqui” (CCL) -operado con el bono Global GD30- descendió 0,6% a $209,53. Así, la brecha con el oficial se ubicó en 73,88%, el valor más bajo en seis semanas. Por su parte, el MEP -también valuado con el Global 2030- cedió 0,8% a $207,04, y el spread con el mayorista se estableció en 72,3%, mínimo en un mes y medio. Los dólares financieros desaceleraron con fuerza en mayo. El CCL subió 1,7% en los últimos 30 días. Por su parte, el MEP subió 0,7% en el mes. Ocurrió después de que en abril el CCL subiera $16,68 (+8,8%), en tanto que el MEP sumó $15,43 (+8,1%) el mes pasado.

Ignacio Morales

Analista Financiero

Recibí nuestros últimos informes

Recibí nuestros reportes diarios sobre el Mercado Económico, Financiero y Bursátil de La Argentina