Cobertura cambiaria

Cobertura cambiaria

Las Claves de Hoy

  1. Bajó con fuerza el dólar futuro. Tras una fuerte suba cerrando el mes de julio, el dólar a futuro registró ayer una fuerte baja en todos los plazos. En el mercado de Matba-Rofex, el dólar para fines de agosto cayó 3,8% (-$12,40) a $316,55, con una tasa nominal anual del 178,26%. Para fines de septiembre cayó 3,5% ($13) a $364, TNA de 193,77%. La mayor caída correspondió para fines de enero, bajando 4% (-$23) hasta los $552. Para fines de diciembre de este año la caída fue de 3,6% (-$19) ubicándose en $513. A la hora de elegir la cobertura cambiaria, lo primero que tenemos que decir es que no esperamos que la deuda en pesos sea reestructurada, Dollar Linked TV24 o Duales TDF24 y TDA24 son activos con los que vamos a captar buena parte de la devaluación que esperamos que haga el próximo Gobierno. Una alternativa es realizar cobertura cambiaria con riesgo privado y acá las alternativas son Obligaciones Negociables (ON) o Pagarés Bursátiles. Las ON debemos dejarlas de lado porque son largas (promedio, marzo 2025) y tienen cláusula de rescate anticipado al Dólar Oficial; en cambio los Pagarés Bursátiles Dollar Linked de empresas exportadoras (pagan entre Devaluación 0% y +3%) que no venzan más allá de mayo son una buena alternativa de cobertura, además no tienen cláusula de rescate anticipado.
  1. Recaudación fiscal, con una caída real de 4,3%. Si bien la recaudación fiscal de julio fue de $3,57 billones, lo que representó una mejora nominal de 104,3%, esto se lee como una caída real del 4,3%, teniendo en cuenta el dato inflacionario. En lo que va del año la recaudación llega a $19,55 billones (97,5% por encima del mismo período de 2022).
  1. Nuevo salto del blue. La firma del acuerdo con el FMI parece no haber traído calma a la cotización del dólar blue. Ayer sumó $10 y se ubicó en $560. A pesar de esta suba, podemos entender que se trata de una actualización del valor. Un reacomodamiento tomando como referencia el dato inflacionario. En lo que va del año (y con una proyección sobre el IPC de julio) el índice de inflación se ubica en 57,5%. En tanto, la cotización del blue dio un salto de 61,85%. Desde ese punto de vista, era esperable la suba registrada durante los últimos días. Sumado a esto, la unificación de los dólares ahorro y tarjeta (en $506) se ubica muy cercano al valor del MEP ($511). Completa el panorama la proximidad de las PASO, que lleva tradicionalmente a cubrirse en dólares frente a escenarios políticos inciertos y el hecho de los pagos al FMI, que si bien es algo positivo, evidencia un nivel de reservas preocupante ante el temor de futuras devaluaciones. La suba de los Dólares Financieros va a ser temporal y explicada en que se trata de un activo que no se consigue fácilmente; pero pensando en que es necesario un ajuste cambiario, la cobertura debe darse por la compra de stock (tope en dólar oficial + 30%) o en activos que ajusten por éste dólar, como los bonos dollar linked o duales.
  1. Mal arranque de mes para la bolsa. En la primera jornada de agosto, el S&P Merval de BYMA cayó un 0,9%. En la misma línea, los papeles de empresas argentinas que cotizan en Wall Street registraron una mayoría de retrocesos. En el segmento de renta fija, la deuda soberana en dólares finalizó con mayorías de subas. Este fue el caso del Bonar 2038 (+2,7%) y el Bonar 2029 (+1,7%). El riesgo país subió 0,5% para ubicarse en 1.990 puntos básicos. Más allá de que el resultado de la inversión en acciones a mediano plazo será positivo, tengamos presente que puede haber tomas de ganancias por la formidable aceleración que tuvieron las acciones frente a la inflación. En otras palabras: hay que tener posiciones largas y olvidarse de la volatilidad o hacer trading. Despejadas las dudas sobre la capacidad de pago inmediata, los bonos en dólares van a continuar con su recorrido alcista, recibiendo los beneficios del trading electoral y que se ven en la caída del Riesgo País. Actualmente está en 1962 pb y es factible que vuelva a los 1200 puntos básicos de finales de 2021. Es un recorte en el riesgo de 38 por ciento. De los Bonos en Dólares, le vemos más chances de upside al AL30. No justificamos una brecha de 10 puntos de paridad con el GD30, y esperamos que con una resolución favorable con el FMI, la devaluación y el cambio de Gobierno, quede despejado el escenario para pasar de un trading electoral a una suba de mayor porte. Tengamos presente que las devaluaciones dan solvencia fiscal.
  1. Nueva jornada positiva para el BCRA. Nuevamente, y producto del ingreso de divisas en el contexto del “dólar agro”, el BCRA registró un saldo a favor de u$s74 millones. Los ingresos por las liquidaciones de compañías agroexportadoras totalizaron u$s144,56 millones. De esta manera, desde que inició el programa el BCRA logró acumular más de u$s1.000 millones.
  1. Más indicios de soft landing. No se trata de una semana más para la economía norteamericana. En estos días se presentan los balances del segundo trimestre del año de un conjunto de compañías líderes. Estos balances aportarían datos que entusiasman, al igual que la macroeconomía de los Estados Unidos. Todo indicaría que se iría hacia un escenario de soft landing alejándose de la temida recesión. Hay que destacar que las empresas que reportaron una mayor facturación por encima de lo esperado corresponde al sector tecnológico, al que le sigue el rubro salud y financiero.
  1. En junio los salarios le ganaron a la inflación. De acuerdo con datos del Ministerio de Trabajo, la Remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (RIPTE) creció en junio 8,1%, mientras que el índice de inflación se ubicó en 6%. En lo que va del año, ambos datos se mantienen en niveles similares. Las proyecciones indican que, producto de las paritarias, los ingresos de los trabajadores estables presentarían aumentos similares a los niveles inflacionarios. La caída que se viene registrando en la actividad, sin embargo, llevaría a una pérdida del poder adquisitivo. En el acumulado interanual, los privados registrados acumularon una suba de 108,7%, los del sector público 118,4% y los no registrados, 77,4%. En ese mismo período la inflación se ubica en 114,3%.
  1. Limitaciones a las importaciones. A pedido del FMI y ante la falta de divisas, el Gobierno reforzó el control a las importaciones. Sumado a esto, se encuentra la complejidad política de llevar adelante una devaluación. Desde el Gobierno señalaron que la medida solamente incluye a las grandes firmas que no liquidaron divisas de sus exportaciones en los plazos previstos. Las importaciones se ubican en u$s 7000 millones mensuales por mes. Para atenuar las compras al exterior y enfriar la economía el Gobierno aplicó el Impuesto PAIS al 7,5% a bienes y al 25% a servicios.

Ignacio Morales

Analista Financiero

Recibí nuestros últimos informes

Recibí nuestros reportes diarios sobre el Mercado Económico, Financiero y Bursátil de La Argentina