La función básica de todo responsable de un líder de una organización o de un equipo de trabajo, no es sólo la creación de una visión o una estrategia, sino la conducción emocional de su gente y de sí mismo.

Programa:

1. Fortalecer la capacidad de recibir señales internas (de sí mismo)
2. Potenciar la capacidad para poner en juego las fortalezas personales
3. Diseñar indicadores de gestión personal
4. Incentivar sentimientos positivos
5. Dominar las emociones negativas
6. Manejar la personalidad en momentos críticos: bajo presión, de alto impacto, de estrés
7. Liderar con transparencia realizando su propio feedback negativo
8. Comunicar de manera auténtica y sincera sus sentimientos, sus creencias y sus acciones
9. Manejar varios asuntos al mismo tiempo, sin perder el foco ni la energía.
10. Pilotear las ambigüedades de la vida organizacional
11. Flexibilizar las acciones para adecuarse a los cambios y poder superar obstáculos

Compartir Share on LinkedIn0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Email this to someone