Los sectores que muestran mejorías son los granos, la producción de bovinos, porcinos y la producción de maní. El resto de los sectores, que no muestran crecimiento, son la leche, algodón, arroz, aves, cítricos, forestal, mandioca, ovinos, papa, peras y manzanas, tabaco, vino y mosto y yerba mate.

Los rubros más comprometidos son peras y manzana junto a tabaco, donde en el primer caso el 35% de las plantaciones están abandonadas por la creciente importación de frutas desde Chile. Además, las exportaciones de manzana cayeron más de 60% en los últimos 10 años. En cuanto al tabaco, la producción también cae año a año y la incorporación de tecnología no alcanza para que la oferta repunte.

Las medidas macroeconomicas afectan al sector, ya que necesitan que no haya atraso cambiario para poder competir. Por lo pronto, no ven mejoras ni el corto ni mediano plazo dado que los niveles de inflación, tipo de cambio y tasas de interés que aparecen en el Presupuesto 2018 confirman que el atraso estará presente en todo el próximo año y por ende la competitividad del sector va a caer.

Lo que necesita el sector es desarrollar infraestructura hidrica, vial y energética, ademas de conseguir mayores créditos y lograr una reducción impositiva. De esta forma el salto en la productividad les permitirá competir al tipo de cambio actual, aunque todas estas necesitadas no van a satisfacerse en lo inmediato.

Compartir Share on LinkedIn5Share on Facebook3Tweet about this on Twitter0Email this to someone