El aumento del crudo en los mercados internacionales y la suba del dólar en el plano local hicieron que YPF decidiera aumentar el precio de sus combustibles 4,5%, lo cual se suma al aumento de 6% que se había efectuado en diciembre. Así, el litro de nafta roza los $30 y las proyecciones acerca del valor futuro del petroleo dificultan una baja en el precio, debido a que el Brent se encuentra al alza desde las últimas semanas.

Con u$s1,18 el litro, el valor local de la nafta está apenas por encima del valor promedio mundial, que es u$s1,15. En cuanto a la región, todavía se encuentra por debajo de Uruguay (u$s1,77), Brasil (u$s1,3) y Chile (u$s1,3).

Para evitar estos aumentos, YPF había propuesto la reducción en 10% de la alícuota del Impuesto a la Transferencia de Combustibles, lo que implicaba un costo fiscal de u$s100 millones mensuales. De haberse logrado esta menor presión fiscal, se hubiese logrado bajar un 4% del valor de la nafta en los surtidores.

Compartir Share on LinkedIn0