Fronteras adentro el Gobierno de Macri vive su mejor momento, con una economía que se recupera y la fuerte posibilidad de ganar las elecciones. Ahora bien, fuera del país los ánimos no son tan benevolentes y organismos como el FMI le exigen al Gobierno un menor déficit fiscal y una tasa de inflación menor para crecer a futuro.

Las autoridades locales explicaron su intención de bajar el déficit, que será de forma gradual. En cuanto a la cantidad de circulante, la duda pasa por saber si la tasa actual es lo suficientemente alta como para absorber toda la expansión monetaria que se genera de la compra de dólares al tesoro. De no ser suficiente, el BCRA recomienda que el Banco Central se vuelva más contractivo.

En el plano local la situación es distinta, ya que Cambiemos goza del mejor momento de su gestión y los indicadores de confianza se encuentran lejos del piso que tocaron a comienzos de año. Si bien todavía no se pudo superar los valores que tuvo Cristina Kirchner en 2013 y 2015, hoy la tendencia de Macri es al alza y por tal motivo no genera incertidumbre.

Compartir Share on LinkedIn11Share on Facebook2Tweet about this on Twitter0Email this to someone