Las modificaciones del DNU que se lanzó la semana pasada generaron una serie de controversias respecto a las cuentas sueldo y la posibilidad de que sean embargadas. Lo cierto que es que para que se produzca el embargo, en la cuenta debe haber un monto de dinero que supere 3 sueldos promedio, y recién ese excedente será el que pueda ser embargado.

La decisión de Gobierno buscó evitar que los demandados transfirieran el dinero de todas sus cuentas financieras a una sola cuenta y así proteger todos sus activos de un embargo. Además de esto, en el DNU se ratificó la inembargabilidad del salario como concepto alimentario y se mantuvo el porcentaje del salario que puede ser embargado, que es de 20 por ciento.

A modo de ejemplo, si una persona tiene un salario de $100, solo pueden embargarse $20 del salario o sino todo lo que exceda los $300. Para los bancos, esta modificación les permite mejorar la calificación de este tipo de clientes, aunque no se espera un cambio significativo en las tasas activas para estos segmentos.

Compartir Share on LinkedIn0