Algunos gobiernos provinciales aceptaron firmar paritarias con una clausula gatillo en caso de que la inflación fuera mas alta de lo esperado. Por tal motivo, algunos gremios comenzaron a reclamar un aumento para los últimos 3 meses del año y en el caso de la Provincia de Buenos Aires, la mirada ya está puesta en lo que serán las paritarias del año que viene.

La disputa surge luego de que la CGT informara que según sus cálculos la suba de precios de septiembre fue de 1,45% y de esta forma la inflación para los últimos 12 meses fue de 25,76%. De confirmarse una suba similar en los cálculos del INDEC, los precios romperán el techo de 17% que había planificado el BCRA.

Para el año que viene, mirando el caso bonaerense, el Gobierno planea ofrecer aumentos entre 10% y 15%, pero los gremios ya avisaron que pedirán un mínimo de 20% de forma tal de poder recuperar los puntos que pierdan este año. En La Rioja, los gremios estatales también tienen una disputa con las autoridades ya que estas no quieren dar aumentos dada la falta de fondos, y pidieron un porcentaje mayor de la Coparticipacion para pagar los aumentos. En Río Negro, se espera una marcha de los gremios para lograr una suba de 10% antes que termine el año.

Que el BCRA no pueda cumplir las metas lleva a que aparezcan tensiones salariales, situación que puede repetirse el año que viene dado que los gremios ahora tienen un motivo menos para confiar en las proyecciones del Banco. Si se quiere evitar esta disputa, el BCRA deberá mostrarse mas agresivo en su sesgo antiinflacionario.

 

Compartir Share on LinkedIn6Share on Facebook2Tweet about this on Twitter0Email this to someone