La causa son las inundaciones, que hacen que ciertas áreas no se puedan cosechar, aun cuando se había sembrado 1,5% mas de hectáreas que el año pasado, llegando a un total de 5,4 millones. Las inundaciones afectaron un total de 190.000 hectáreas y los pronósticos indican que las lluvias continuaran en la región pampeana al menos hasta el fin de semana.

La cosecha gruesa también se ve afectada por las lluvias, de forma tal que se esperan producir 95,5 millones de toneladas, entre 54,5 millones de soja y 41 millones de maíz. Este cultivo muestra el área de siembra mas importante de su historia, con un aumento de 6% respecto a la campaña anterior. Quien reduce su cantidad sembrada respecto al ciclo 2016/2017 es la soja, ya que los productores no la encuentran tan atractiva como en otras temporadas.

El campo es uno de los pilares de la recuperación económica y el principal generador de divisas a la economía. Tras la quita a las retenciones, la cantidad sembrada crece año a año y ya no solo concentrándose en la soja sino que abriendo la cosecha a nuevos cultivos.

Compartir Share on LinkedIn4Share on Facebook2Tweet about this on Twitter0Email this to someone