Los datos de septiembre muestran que luego de un año y medio de caídas, las ventas subieron 0,4% interanual. Si bien la suba es tenue, cortaron la tendencia que mostraba el indicador todos los meses. Por ejemplo, en agosto la merma había sido de 2,8% y en julio de 2,5%. Desde la llegada de Macri, el momento mas duro se dió en febrero de este año cuando las ventas cayeron 6,6% interanual.

Entre los rubros que mas crecieron en septiembre se encuentran las bebidas con alcohol, que subieron 8,5%, los productos perecederos, con un alza de 2,1%, y mas atrás los artículos de higiene y limpieza con subas de 0,9% y 0,8% respectivamente. La otra cara de la moneda estuvo dada por los alimentos, que cayeron 0,8%, productos para el desayuno (-1,1%) y bebidas sin alcohol, que descendió 1,4%. La mejora en el consumo no va a evitar que el año termina con una caída anual, pero si la hará mas leve pasando de una reducción de 3,7% a un valor final entre 3% y 2,5 por ciento.

Las expectativas respecto al entorno económico son las mas altas desde la llegada de Cambiemos y eso se refleja en el rebote del consumo y la fuerte demanda en la utilización de los servicios públicos, que crece al 3,4% interanual. El repunte del empleo que se dio este año volvió a generar certidumbre en la gente y entonces vamos a ver un aumento en la demanda de bienes durables.

Compartir Share on LinkedIn10Share on Facebook2Tweet about this on Twitter0Email this to someone