Algunos puntos a tener en cuenta de la nueva comisión bancaria:

– Entra en vigencia a partir del 1 de mayo.

– La comisión será entre 0,6% y 1%, dependiendo la negociación entre la entidad bancaria y el cliente. Hay que hacer valer las cuentas sueldo!

– Las entidades públicas por ahora no los cobrarán

– Se aplica cuando los depósitos mensuales superen $50.000, y como es por banco (no es un impuesto, sino una comisión), si tenemos más de una cuenta bancaria, hay que distribuir los depósitos.

– Para los hipermercados, supermercados y comercios de cercanía, este es un costo que terminará impactando en la canasta de alimentos y limpieza.

– Las empresas de cobranza trasladarán este costo a las empresas de servicios para las cuales recaudan, pero si no se hacen cargo, el costo lo pagará el cliente final.

El problema de fondo es la poca capacidad de que tienen los bancos para almacenar billetes, por eso el BCRA debería incrementar la emisión de billetes de $1000 y canjearlos por billetes de $100. Cobrar 1% no va hacer que el 32% de pobres vaya corriendo a abrir una caja de ahorro, porque no tiene medios para hacerla. Por otra parte, para un comercio es más barato cobrar en efectivo y pagar este nuevo 1%; que afrontar los cargos de la tarjeta de crédito más el costo financiero (que en la Argentina no es un tema menor) por los 14 días que se toman las empresas de dinero plástico en acreditar en cuenta el resultado de las ventas. Recuerden que las Estaciones de Servicio desde hace tiempo están amenazando con dejar de cobrar en tarjeta de crédito.

Como medida que de fondo tiende a una mayor bancarización, es buena; pero demuestra que a las autoridades económicas les falta calle. Necesitan ir a Laferrere, Solano, San Justo, etc, para darse cuenta que en zonas (y otras tantas similares de la Argentina, muy populosas por cierto) no hay medios con los cuales hacer que esta medida prospere. Y como va ir al costo, termina siendo un impuesto al Pobre.