Ciclo Económico, Financiero y Estratégico | 6-Feb

Ciclo Económico, Financiero y Estratégico | 6-Feb

Martes 6 de Febrero de 8:30 a 12:30 hs | 725 Continental Hotel

Recalibrando 2018: Tasas, Dólar, Créditos, Inflación, Salarios Tarifas, Consumo y Crecimiento. ¿Habrá panorama para hacer mejores negocios? ¿Cuáles medidas tenemos que tomar para que nuestra empresa aproveche de mejor manera el escenario que se viene?

Gestión Comercial

  • Cuál será el perfil del consumidor durante 2018 y cuáles características tendrán los productos que más comercialización y margen nos van a dejar?
  • Incremento del Poder Adquisitivo del Salario en 2018 y de la Masa Salarial.
  • ¿Cuánto crecerá el consumo en 2018?
  • Sectores Industriales y comerciales ganadores y perdedores.
  • ¿Cuánto aumentará la actividad industrial en 2018 y de la mano de quienes?
  • Productos y Nivel Socioeconómico.
  • ¿Dónde estará la inversión económica?
  • ¿Vamos a exportar más?
  • ¿Qué hacemos para enfrentar a la competencia externa?
  • Estrategias para vender más.
  • ¿Vamos a crecer a pesar de la alta tasa de interés?

Gestión de Costos

  • ¿Hasta cuándo inflación alta?
  • Aumentos de los Servicios Públicos: ¿cuándo y cuánto?
  • ¿De cuánto va ser la inflación en 2018?
  • Salarios: ¿Qué aumento hay que presupuestar?
  • ¿Cuál es la mejor estrategia para las Paritarias?
  • Blanqueo y Reforma Laboral: ¿cuáles son las mejoras?
  • ¿Habrá flexibilización?
  • Acuerdos sectoriales para bajar el costo.
  • Las contradicciones de la Reforma Laboral.
  • Su efecto sobre el humor de los empleados y acciones para mejorar la productividad.
  • ¿Las inversiones futuras van a ir a Brasil si no adoptamos una legislación laboral como la de ellos?
  • ¿Estamos bajando el déficit fiscal?
  • ¿Realmente el crecimiento de la deuda es un problema?
  • La Reforma Impositiva que se viene.
  • ¿Cómo queda Ganancias? ¿Cuándo vamos a pagar menos de 35% si reinvertimos utilidades?
  • ¿Qué es la presunción de dividendos y porqué es un tema del que nos tenemos que ocupar?
  • ¿Ingresos Brutos desaparece tras el Pacto Fiscal?
  • ¿La presión fiscal baja o sube?

Gestión Financiera

  • ¿Qué tan preocupante es el déficit en la Balanza de Pagos?
  • ¿Hay que comenzar a mirar a la Reserva Federal?
  • ¿El riesgo país seguirá bajando o tenemos que pensar en financiarnos fuerte en el mercado de capitales?
  • ¿Nos endeudamos/invertimos en pesos o en dólares? ¿Plazos?
  • ¿A qué costo nos vamos a financiar en 2018 y a través de cuáles instrumentos?
  • ¿Cómo se van a mover las tasas en 2018?
  • ¿Habrá Lebac para rato?
  • ¿En 2018 habrá más atraso cambiario o el Gobierno comenzará a reducirlo?
  • ¿Conviene cubrirse con dólar futuro?
  • Industriales y FMI piden un dólar en $22. ¿Cuál es el dólar con el que se elimina el atraso cambiario?
  • ¿Alcanza la reforma fiscal para solucionar el atraso cambiario?
  • ¿Qué tenemos que esperar del dólar?
  • ¿Cómo debemos realizar la planificación financiera luego de que se grave la Renta Financiera?
  • Alternativas para manejar la caja. ¿Invertimos en nuestra actividad o en “timba” financiera?
  • Carteras de inversión recomendadas.

Gestión Estratégica

  • FODA de la Argentina.
  • Proyecciones Macroeconomicas.
  • FODA de los Negocios.
  • Recomendaciones Estratégicas y Operativas para 2018.

WALTER MORALES Es Presidente y principal accionista de Wise Management S.A.; además de Director Externo Independiente en empresas Industriales, Comerciales y de Servicios. Fue reconocido, por Ámbito Financiero, como el descubridor del negocio del BIC V. Tiene más 26 años de experiencia analizando la economía argentina, efectuando Proyecciones Macroeconómicas de largo plazo y realizando Recomendaciones de Gestión para las empresas. Lideró la unidad de Ideas y Propuestas de Políticas Públicas de Fundación Análisis, a través de la cual asesoró, ad honorem, a gobernadores provinciales y legisladores nacionales de diferentes ideologías políticas. Además colaboró en los proyectos de ley sobre Gerenciamiento de Compras del Estado, Tratamiento de las Deudas en Dólares Post Convertibilidad y en diversas regulaciones de los Mercados de Futuros y Derivados. Desarrolló su carrera en Wise Management; BAE Negocios; Fundación Análisis; Consultores de Inversiones Bursátiles y Financieras (Grupo IRSA, actualmente Pampa Energía); Banco General de Negocios y Philco Argentina (SOCMA).

MATERIAL A los asistentes se les entregará el Análisis La Argentina que se Viene, en el que decimos hacia dónde marcha la Argentina, cómo impactará sobre nuestros negocios, cuáles son las proyecciones macroeconómicas hasta el 2026 y que deberíamos hacer. La primera entrega será al momento de formalizar la reserva, para posteriormente todas las actualizaciones hasta el día del Ciclo Económico, Financiero y Estratégico.

INVERSIÓN CICLO ECONÓMICO, FINANCIERO Y ESTRATEGICO

  • Full Price: $6.725 + IVA
  • Pago Anticipado hasta 30/1: $5.055 + IVA

Pagar

BENEFICIOS PARA CLIENTES WISE

  • Clientes de Wise: Sin Costo para suscriptores de los servicios Management y Directors

DATOS DEL EVENTO

  • Cuándo? Martes 6 de Febrero de 2018
  • Dónde? 725 Continental Hotel. Av. Roque Sáenz Peña (Diagonal Norte 725), Buenos Aires
  • Horario? 8:30hs a 12:30hs

INFORMES E INSCRIPCIÓN Ignacio Morales | imorales@wise.com.ar | 11.5507.4451 WISE MANAGEMENT S.A  Tel. +54 11 5235-0457 / 8 / 9 Contacto: Ignacio Morales Mail: imorales@wise.com.ar Web: www.wise.com.ar  

La cuenta sueldo debe superar los 3 haberes para ser embargada

La cuenta sueldo debe superar los 3 haberes para ser embargada

Las modificaciones del DNU que se lanzó la semana pasada generaron una serie de controversias respecto a las cuentas sueldo y la posibilidad de que sean embargadas. Lo cierto que es que para que se produzca el embargo, en la cuenta debe haber un monto de dinero que supere 3 sueldos promedio, y recién ese excedente será el que pueda ser embargado.

La decisión de Gobierno buscó evitar que los demandados transfirieran el dinero de todas sus cuentas financieras a una sola cuenta y así proteger todos sus activos de un embargo. Además de esto, en el DNU se ratificó la inembargabilidad del salario como concepto alimentario y se mantuvo el porcentaje del salario que puede ser embargado, que es de 20 por ciento.

A modo de ejemplo, si una persona tiene un salario de $100, solo pueden embargarse $20 del salario o sino todo lo que exceda los $300. Para los bancos, esta modificación les permite mejorar la calificación de este tipo de clientes, aunque no se espera un cambio significativo en las tasas activas para estos segmentos.

Trago amargo: dólar y derrumbe de la Confianza del Consumidor

Trago amargo: dólar y derrumbe de la Confianza del Consumidor

La fuerte aceleración del dólar en diciembre sin dudas que trajo algo de alivio a industriales, pero la realidad indica que sólo tomando 2017, el atraso cambiario se profundizó. Es que la inflación, ya descontada la norteamericana, fue de 22%, mientras que el dólar subió algo más de 16% a lo largo del año. Se siguen sumando desequilibrios, que si no son compensados con fuertes bajas de costos, que solamente pueden ser impulsados desde el Gobierno porque estamos hablando de la Macro, en algún momento el mercado va ajustar. ¿Cuándo? Acá tenes la respuesta: http://wise.com.ar/ecommerce/research-la-argentina-se-viene/

Y para aumentar las dudas, pero éstas ya son más de corto plazo, tenemos un fuerte derrumbe de la Confianza del Consumidor, que hizo perder gran parte de la mejora que se evidenció en 2017. ¿Será sólo un dato o nos espera un primer semestre muy duro en materia de ventas? ¿Las ventas se van a continuar recuperando o se viene un escenario con mayor “ahorro” para enfrentar aumentos futuros? Este es uno de lo temas que analizaremos el 16 de este mes en el Ciclo Económico, Financiero y Estratégico: http://wise.com.ar/training/ciclo-economico-financiero-y-estrategico/

 

Cambio de paradigma: el Gobierno relaja las metas de inflación

Cambio de paradigma: el Gobierno relaja las metas de inflación

Con el objetivo de que el PBI crezca en 2018 un 3,5%, el Gobierno decidió dar un giro en cuanto a las metas de inflación y avisó se tolerará una suba de precios más alta. De esta forma, la meta planificada inicialmente para el año que viene entre 8% y 12% pasa a ser de 15% y se espera por una baja en la tasa que pagan las letras del Banco Central.

Al elevarse la meta para el año que viene, también se elevan las correspondientes al 2019 y 2020, que serán de 10% y 5% respectivamente. El principal impacto se dará en el tipo de cambio, donde el Gobierno espera que alcance los $19,30 a lo largo del 2018 mientras que en el mercado de cambios la suba en el valor de la divisa llegó a tocar los $19,46 y acumuló en un solo mes un alza de 11 por ciento.

Tras conocerse el anuncio, el Banco Central redujó en el mercado secundario la tasa más corta en 200 puntos básicos y la más larga en 400 puntos básicos. Finanzas exigió tanto a la ANSeS como otras entidades publicas, que dejen de comprar Lebacs e incorporen Letes, que pagan una tasa menor.

Uno de los temas importantes que hay detrás de este anuncio es lo que refiere a la independencia del Banco Central. Es sabido que desde el Banco no tenían pensado modificar ni las metas ni las tasas, por lo que este giro se entiende como una intromisión de la política en las decisiones del BCRA y habrá que ver de ahora en más como queda afectada la credibilidad. Además, el descenso de las tasas no ayuda a que se cumpla la meta de 15%, dado que los relevamiento que hace la autoridad monetaria mostraban que aun con tasas altas se esperaba una inflación de 16% para 2018.

En el mercado se ve con buenos ojos que el Gobierno acepte que las metas eran incumplibles, aunque dudan de que esté garantizado un mayor crecimiento. La idea que hay de fondo es que si no se controla el dólar y se produce un elevado pass-trought, habrá nuevamente una caída en los salarios reales y por ende un menor consumo.

Sobre la coordinación entre Hacienda y el BCRA, lo que quedó claro es que si bien el déficit fiscal se va a ir reduciendo año tras año, también lo hará la financiación del mismo por parte del Banco Central. Para el 2018 están planificadas transferencias por $140.000 millones, que luego se reducirán a $70.000 millones en 2019 y a partir de 2020, lo que reste del déficit fiscal será financiado exclusivamente con deuda. Por lo pronto, para los próximos dos años, la toma de deuda aumentará en u$s56.000 millones, divididos en u$s30.000 millones en 2018 y u$s26.000 millones en 2019.

FinanciacionFisco

Déficit Comercial, tasas de interés, los industriales y la obra pública

La suba que el dólar tuvo en ésta última semana y el impulso que le dará la baja de tasas permitirán que los productos locales se abaraten a la hora de medirlos en dólares. De todas formas, el déficit comercial (que es de u$s7.656 millones) no va a corregirse por completo en el corto plazo, ya que gran parte de este rojo esta dado por la importación de bienes de capital. Donde si se espera ver un impacto en los bienes de consumo final, que deberían contraerse.

Para el sector industrial, la baja de tasas permitirá financiarse a costos más bajos y lograr que se estimule la inversión y la producción. En cambio, para los empresarios vinculados a la obra publica la decisión del Gobierno generó dudas, ya que nominalmente no iban a haber más fondos para 2018 que hubo en 2017 e iban a tener que absorber ellos mismos la suba de los costos. Una inflación más alta quiere decir que en términos reales habrá menos dinero destinado a la obra publica.

FIscyMOn

En febrero arranca la suba en el precio del transporte público

En febrero arranca la suba en el precio del transporte público

Confirmado desde hace unos meses que a lo largo del 2018 iba a subir el boleto, el debate se centraba acerca de si la suba iba a ser gradual o de shock. Como el boleto pondera más fuerte en el IPC que la luz o el gas, desde el Gobierno prefirieron continuar con la política de ajustes graduales.

Si bien desde el Ministerio de Transporte no quieren dar mucha información al respecto, se sabe que los aumentos no serán mensuales, sino que estarán más espaciados en el tiempo. Los cálculos muestran que por cada aumento de 33% en el precio del boleto, la inflación de ese mes aumenta 0,9% y que, dado lo que esta aprobado en el Presupuesto 2018, la quita de subsidios se va a reducir entre un 50% y 80 por ciento.

Para evitar grandes malestares, desde el Gobierno planean emitir una tarifa social que sea del 50% del valor del boleto, así quienes tengan mayores necesidades no se vean ahogados por el aumento general. Es cierto que a nadie le gusta pagar de más, pero recordemos que el boleto no se actualizo en todo este año y que es uno de los principales gastos del Estado, por lo que es necesaria una corrección si quiere reducir el déficit fiscal.

Otro aumento para el arranque de 2018: autorizan a las prepagas una suba de 4%
El Gobierno autorizó un aumento del 4% en los precios de las prepagas, que se hará efectivo a partir del primero de febrero próximo. Para justificar el incremento, la Casa Rosada aseguró que la Superintendencia de Servicios de Salud “evaluó la caracterización del sector de las Empresas de Medicina Prepaga y revisó el incremento de costos del sector. Del análisis realizado, surge que resulta razonable autorizar un aumento general, complementario y acumulativo, de aquel que fuera aprobado el 27 de octubre de 2017”.

Las prepagas ya habían aplicado una suba (del 6%) desde el primero de diciembre último, con lo cual los planes de salud que ofrecen esas compañías acumularon en 2017 un aumento del 27%, superior a la inflación prevista para este año, en torno al 23%.

Se necesita financiamiento por u$s56.000 M hasta 2019. El FMI pide acelerar el ajuste

Se necesita financiamiento por u$s56.000 M hasta 2019. El FMI pide acelerar el ajuste

Durante 2018 el fisco tendrá que conseguir fondos por u$s30.000 millones y luego, en 2019, por u$s26.000 millones. De esta forma, el déficit fiscal tendrá año a año un mayor financiamiento vía deuda y un menor financiamiento vía emisión monetaria.

Esto implica que en 2019 las transferencias de fondos desde el BCRA al Tesoro serán equivalentes a 0,5% del PBI y que la deuda llegará a alcanzar el 37,3% del producto. Para los próximos dos años, además de la cantidad de deuda detallada, habrá financiamiento por parte del Banco Central en $140.000 millones y $70.000 millones respectivamente.En 2015, las transferencias entre el Banco Central y el Tesoro habían sido iguales a 4,4% del PBI, previo a un pico en 2014 donde representaron 5,3% del PBI. Mirando esos valores, la financiación a la que apunta el Gobierno en 2020 implica una reducción de entre 80% y 90%. Desde la llegada de Cambiemos, las transferencias fueron de $160.000 millones en 2016 y de $150.000 para este año.

Para que el endeudamiento traiga menores problemas respecto al tipo de cambio, la política del Gobierno es lograr un mercado de capitales más profundo y así poder financiarse en pesos dentro de la plaza local. De lograr este tipo de fondeo se apuesta a quedar menos expuesto a shocks internacionales y a una repentina salida de capitales que complique el pago de las obligaciones.

El FMI pidió al Gobierno acelerar el ritmo del ajuste fiscal

El FMI pidió a la Argentina acelerar el ritmo del ajuste fiscal ya que reduciría las vulnerabilidades externas, crearía credibilidad y ayudaría a anclar las expectativas de inflación, en las Conclusiones de 2017 tras la Consulta del Artículo IV.

Además, el organismo elevó las estimación de crecimiento para este año al 2,8%, y mantuvo el pronóstico de una expansión del 2,5% para 2018. También subió su estimación para el déficit de cuenta corriente a 4,3% del Producto Interno Bruto (PBI) en 2017, desde un 3,6 por ciento previo, y a 4,4 por ciento en 2018, frente al 3,7 por ciento calculado anteriormente.

A su vez, la entidad estimó que la inflación de Argentina será de 23,6% en 2017 y que el año próximo alcanzará 16,3%. El jueves, el Gbierno anunció cambios en sus metas de inflación y dijo que aspira a que las alzas de precios minoristas sean de 15% en 2018.

Los directores respaldaron un “reequilibrio fiscal más anticipado, que permitiría tasas de interés más bajas, reduciría las presiones al alza sobre el peso y limitaría las vulnerabilidades ante un endurecimiento repentino de las condiciones de financiamiento externo”.

Si bien coincidieron con la necesidad de reducir el déficit fiscal, también señalaron el posible crecimiento económico y el impacto social de una consolidación más rápida, resalta el escrito.

Los directores saludaron “el compromiso de las autoridades de mantener una postura estricta de política monetaria para alcanzar sus metas de inflación”. Hicieron hincapié en que la reducción del financiamiento monetario del déficit ayudaría a fortalecer la independencia del banco central y aumentaría la credibilidad del régimen de metas de inflación.

A su vez, tomaron con beneplácito, en este contexto, “la apertura de las autoridades a considerar acelerar el ritmo del ajuste fiscal si se materializaban los riesgos alcistas”.

Señalaron que la reducción del gasto público es esencial, especialmente en las áreas donde el gasto ha aumentado muy rápidamente en los últimos años, especialmente los salarios, las pensiones y las transferencias sociales. Sin embargo, “destacaron la importancia de mitigar el impacto del reequilibrio fiscal en los segmentos más vulnerables de la población”.

“Argentina está experimentando una sólida recuperación desde la recesión del año pasado”, dijo el FMI en su informe.

El año pasado, el FMI levantó una moción de censura que regía desde hacía años sobre las estadísticas de Argentina, luego de que el presidente Mauricio Macri reformó el INDEC.

En su reporte, el FMI elogió los esfuerzos del Gobierno para reducir gradualmente su déficit fiscal primario, pero advirtió que una merma en el gasto podría impactar en la actividad económica. Argentina aspira a bajar su déficit al 3,2 por ciento del PBI en 2018, desde el 4,2 por ciento actual.

“Esto es probable que juegue en contra del crecimiento económico en los próximos dos años, dejándolo en alrededor de 2,5 por ciento”, señaló el informe.

El FMI también alabó la reforma tributaria que impulsó Macri y que el Congreso aprobó esta semana, al afirmar que alentaría la inversión y la creación de empleo formal. El organismo calculó que la tercera economía de América Latina cerrará el año con una tasa de desempleo del 8,1 por ciento, que caerá al 7,7 por ciento en 2018.